12 propósitos sostenibles para cambiar el mundo en 2021

Tras un 2020 plagado de sustos y vueltas de guión inesperadas, el 2021 se presenta como una oportunidad para evitar errores y aplicar las lecciones aprendidas durante la actual pandemia. La naturaleza y un cambio de estilo de vida, y ritmo, se han hecho indispensables. Por ello nos parece una grandísima oportunidad para intentar cambiar el mundo, o al menos nuestro micromundo y hacernos responsables del rumbo que lleva el Planeta. Así que hoy te proponemos 12 ideas para los 12 meses de 2021, para que puedas incluir estas rutinas paulatinamente en tu vida.

1. Enero: Frutas y verduras de temporada

Comer lo que corresponde en cada estación del año era lo más normal antes. El problema es que en la actualidad nos hemos acostumbrado a tenerlo todo a nuestro alcance, siempre que queremos, aunque sea a costa de respetar los ciclos de la naturaleza. Por eso nuestra recomendación es que consumas local desde ya. Si andas un poco perdido puedes preguntar en tu frutería habitual e incluso buscar en Google qué frutas y verduras son las que corresponden según cada mes del año.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Ayudarás al medio ambiente respetando los ciclos naturales de producción, siendo de esta manera más ecológico y respetuoso. La recogida de fruta y verdura de temporada a nivel local se realiza en el tiempo correcto de maduración, por lo que conservan mejor sus propiedades nutricionales, el sabor y sus aromas. Es un win-win para todos.

2. Febrero: No olvides tu bolsa de tela reutilizable

Para febrero te plantamos algo bastante sencillito. Siempre insistimos en nuestro Instagram en que no te olvides tu tote bag. Y es que si tu eres de los que se lo proponen pero no se acuerdan, sólo tienes que dejarlas en lugares habituales o visibles (pomos de las puertas, bolsos, etc.). De esta manera cada vez que salgas a la compra o necesites transportar cualquier producto la tendrás al alcance de tu mano.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Utilizando bolsas reutilizables de algodón (en el caso de las nuestras algodón orgánico) evitas generar un nuevo residuo innecesario. De esta manera contribuirás a romper los modelos de producción de usar y tirar y desterrarás poco a poco el uso de ciertos plásticos en tu vida cotidiana

3. Marzo: Consume menos, disfruta más

Tras el confinamiento seguro que te diste cuenta de que lo que echabas de menos no era comprar las últimas tendencias, ni tuviste prisa para algo que no fuera cubrir tus necesidades básicas. Si llevas esta lección a tu vida cotidiana, te darás cuenta de que solo preguntándote: ¿Lo necesito?, estarás cambiando tu manera de consumir. Así que dedícale un tiempo más a pensar lo que vas a comprar, de esta manera evitarás la impulsividad a la hora de comprar y sabrás si realmente lo necesitas.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Lo último que necesita el Planeta es que generemos residuos innecesarios, además es una oportunidad para consumir de una manera más responsable y disfrutar siendo más consciente del momento y nuestras necesidades verdaderas.

4. Abril: Recurre a plataformas de segunda mano

En el mes de abril te proponemos que si de verdad necesitas algo utilices plataformas con productos de segunda mano que pueden ayudarte. En el sector moda puedes encontrar en Vinted prendas que están seminuevas e incluso con las etiquetas aun puestas. Si necesitas algún producto electrónico como móvil u ordenadores, nosotros solemos recurrir a Back Market, ya que sus productos son reacondicionados y puedes darles una nueva vida. En el sector alimenticio nos encanta Too Good To Go, para darle una segunda oportunidad a lo que algunos restaurantes o tiendas locales de alimentación no han vendido en el día. Y para todo lo demás ya sabes que está Wallapop.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Evitas generar un nuevo residuo aprovechando los ya existentes. Es una gran oportunidad para cambiar nuestro modelo de consumo actual.

5. Mayo: Menos carne y más verdura

Seguro que ya habrás oído que cambiar el sistema de producción alimentario es vital para salvar el Planeta. La deforestación para el pastoreo destruye hábitats naturales y genera más gases de efecto invernadero que todos los transportes juntos. Si esto te parece poco deberías saber que para producir un kilogramo de carne se requiere entre cinco mil y 20 mil litros de agua.
Además, resulta poco eficiente: mientras que ocupa el 83% de la superficie agraria disponible en el mundo solo produce el 18% de las calorías y el 37% de las proteínas que nos comemos entre todos.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Reducir tu consumo de carne ayuda a cambiar la tendencia actual de producción y consumo. Aunque son pequeños pasos, las industrias están comenzando a darse cuenta y por ello el mercado de la industria vegetal ha comenzado a aumentar. Un cambio en nuestro consumo de carne reduciría las emisiones de CO2 y cambiaría el destino de zonas indispensables para la vida como el Amazonas. Además de todo el sufrimiento animal que evitas.

6. Junio: Adiós basuraleza

Si algo hemos notado todos durante estos meses es que los lugares de naturaleza han sido escapada indispensable y más que nunca en las grandes ciudades (sino que se lo digan a la Sierra de Madrid donde han llegado a tener que controlar y evitar el paso por las aglomeraciones). Ahora que ya sabemos que conectar con la naturaleza es una necesidad básica, busquemos la manera de preservarla.
Por eso en junio nuestra recomendación es: si vas al monte llévate una bolsa para recoger la basura que encuentres por el camino.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? De esta manera evitarás que acabe contaminando los mares, ríos o abandonada en cualquier lugar de la naturaleza a su suerte.

7. Julio: Escucha a tu cuerpo

La sostenibilidad no sólo entiende de lo que nos rodea, también lo forma la manera en que desarrollamos nuestra vida y la vivimos conscientemente. Por eso te proponemos que en julio mires hacia tu interior, escuches tu cuerpo y lo tomes como una rutina más. Para, respira y percibe esos pensamientos automáticos que sueles pasar por alto.
Puedes optar por adaptar unos minutos de meditación al día a tu rutina o simplemente un paseo silencioso por la naturaleza. Tú decides.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Ser consciente de lo que sucede en nuestro interior y rebajar nuestro ritmo también nos ayuda a ser más empáticos con la naturaleza que nos rodea y valorarla.

8. Agosto: Planifica tu alimentación

Siempre comentamos que una buena organización en el menú puede ahorrarte muchos costes en lo que a alimentación se refiere. Tendemos a pensar que una compra de productos a granel o ecológica incrementarán muchísimo la cesta de la compra. Déjanos decirte que si lo planificas no tiene por qué ser así. Comprar con un menú planificado con antelación quiere decir que sólo escogerás lo que esté en tu lista semanal y en la cantidad que lo necesites. Esto se traduce en menos compras impulsivas y dinero ahorrado, lo tenemos más que comprobado!
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Sí, sí además de a tu bolsillo ayudas al medio ambiente comprando lo justo y evitando el desperdicio alimentario, que en 2019 fue de 1352 millones de kg/litros de alimentación y bebida.

9. Septiembre: Revisa y ordena tu armario

Nosotros somos de los que dejamos la limpieza de armario para “otro momento” siempre. Así que este año nos hemos planteado ponernos las pilas. Si a ti también te sucede, septiembre puede ser un buen mes, tras el verano, con la vuelta a la rutina para plantearte seriamente hacerlo.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Primero porque somos conscientes de lo que usamos o no, lo que tenemos o no, y esto nos ayuda a no gastar dinero en ropa que finalmente quedará olvidada y generará un residuo innecesario, además de reutilizar aquellas prendas que ni recordabamos tener. Ya sabes que el orden es uno de los aliados principales de la sostenibilidad.

10. Octubre: Consume local

Aunque durante la pandemia parece que resurgió ese espíritu de comprar en comercio local, poco a poco hemos vuelto a nuestras rutinas y ese pequeño comercio a vuelto a quedar olvidado. Así que te proponemos que en octubre vayas introduciendo poco a poco esta rutina de comprar local. Al principio la falta de tiempo y costumbre va a hacer que te suponga un esfuerzo, pero con una buena organización diaria al final te saldrá solo.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Cuanto más cercanos sean los productos que consumes, menor huella de CO2. Además apoyarás una economía local que repercutirá en tu propio país.

11. Noviembre: Menos coche y más andar

La movilidad es uno de esos campos que se han visto también resentidos por la pandemia. No olvidemos que veníamos de la época más fructífera del transporte compartido. Amovens, Blablacar y demás opciones contribuyeron a fomentar otra manera de movernos. Por ello dentro de las posibilidades de tu realidad te recomendamos que evites el coche siempre que sea posible en tus desplazamientos y optes por caminar en trayectos cortos o utilizar transportes más sostenibles como el tren en los que sean más largos.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Aunque durante la pandemia el nivel de CO2 bajó por los confinamientos y con ello la reducción del transporte, ya hemos superado las cifras anteriores. Si optas por una movilidad más sostenible ayudas un poquito a reducir esas emisiones de nuevo.

12. Diciembre: regala sostenible

Ya sabemos que es nuestro mantra de cada Navidad, pero es que realmente es tan fácil y cuesta tan poquito hacerlo que nos parece algo básico. Para adultos tienes muchísimos campos en los que escoger: experiencias, regalos prácticos, regalos zero waste para principiantes, regalos hechos a mano…etc.) Y para niños existen cada día más alternativas a los juguetes de plástico más populares, como pueden ser juguetes artesanales, de madera, cuentos hechos a mano, juguetes participativos, cuentos de divulgación ecológica y más.
¿Por qué es una ayuda para el medio ambiente? Navidad es la época del año que más contaminación genera por el nivel de consumo de esos días. Si optas por regalar sostenible estarás contribuyendo a reducir un poquito esas cifras que tanto miedo dan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *