¿Por qué la bicicleta ya no vale?

Seguramente no te resulte extraño el hecho de que nuestras primeras nociones de sostenibilidad allá por 1997, con 8 años, eran en conocimiento del medio, indicaciones como: “No arrojar basura en el campo, cerrar el grifo cuando nos lavamos los dientes o apagar la luz de la habitación cuando salíamos”.

Pero, ¿En qué momento nos dimos cuenta de que todo esto no era suficiente? Cuándo se pasó de que la suciedad de los bosques fueran nuestra inocente prioridad de la infancia a hablar de cambio climático, contaminación por plástico o deforestación? 
¿Somos nosotros o estos últimos 20 años han dado para mucho? ¿Realmente pensábamos que eso era suficiente o nos hicieron creerlo?

El esfuerzo que nos pide nuestro entorno es ahora mayor, así que no, la bicicleta ya no vale, compis. Así que a continuación te contamos algunos de los principales problemas a los que nos enfrentamos y cuáles son sus consecuencias.

Contaminación ambiental

La contaminación ambiental, también conocida como contaminación del aire, es considerada una de las más peligrosas.  

Las principales causas de esta contaminación provienen de la industria ganadera, química, y de los procesos industriales que implican combustión (petróleo, automóviles, calefacciones), de las emisiones contaminantes resultantes de procesos productivos industriales y además del uso de pesticidas o productos tóxicos, como ácidos y detergentes, entre otros.

Muchas de estas consecuencias fueron investigadas años después de la revolución industrial,  y ahora ya podemos afirmar con certeza, que los efectos más evidentes de esta contaminación son daños en la capa de ozono, lluvia ácida, efecto invernadero, deforestación y degradación de la biodiversidad.

Si estos motivos no te parecen suficiente, déjanos comentarte que el ser humano no está libre de esas consecuencias. Atención, porque la calidad del aire debería preocuparnos y mucho.
La contaminación atmosférica incide en la aparición y agravamiento de enfermedades de tipo
respiratorio
, así como otras asociadas, como las vasculares y los cánceres.
De hecho, se ha comprobado que, respirar aire contaminado a temprana edad puede tener consecuencias que arrastraríamos toda la vida. Según el estudio Estado Global del Aire 2019, la esperanza de vida de los niños que nacen hoy en día se reducirá en promedio 20 meses por causa del aire contaminado. Además a nivel mundial la contaminación del aire contribuyó a casi una de cada 10 muertes registradas en 2017, lo que la convierte en un asesino más grande que la malaria y los accidentes de tráfico.

Deforestación

Desgraciadamente en los últimos cincuenta años, hemos observado como la deforestación ha aumentado de manera nunca vista antes en la historia de la humanidad, arrasando un 15% de la superficie mundial de vegetación, equivalente a los territorios de España, Portugal y Francia juntos. Se calcula que anualmente se pierden 10 millones de hectáreas de bosque, pero ¿sabemos cuáles son las causas que nos han llevado hasta esta situación?

1. La tala de árboles indiscriminada o mal gestionada, millones de hectáreas se talan o queman para extraer madera y otros productos o para convertir los bosques en tierra de cultivo.

2. La ganadería. Como ha ocurrido en Brasil, seguro que ya has oído hablar del problema de la selva del Amazonas, los ganaderos arrasan miles de hectáreas de selva para que el ganado paste uno o dos años, después el suelo queda agotado y tienen que trasladarse a otro lugar, con el consiguiente problema de nuevo.

3. Urbanización del terreno. La expansión de los núcleos urbanos y en consecuencia despoblación rural es otra de las causas, la ciudad necesita espacio y ese espacio se roba de la naturaleza.

4. Incendios forestales. Australia y Estados Unidos están sufriendo en los últimos años, los peores incendios forestales que se recuerdan. Bien sean provocados o consecuencia de la tala de árboles o de la negligencia de algunas personas, se ha observado que el cambio climático es un factor importante hace que cada vez sean más frecuentes y destructivos.

5. Plagas y enfermedades en los bosques
Las plagas y enfermedades de los árboles es otra de las causas naturales que provocan la deforestación. Los insectos están prosperando a medida que el cambio climático calienta los inviernos, que normalmente los mantendrían a raya. Para que te hagas una idea en Columbia Británica, los escarabajos talaron 730 millones de metros cúbicos de pino entre 2000 y 2015.

Algunas de sus consecuencias son tan importantes como la alteración del ciclo del agua, si perdemos bosques el agua se desplazará hacia otras zonas como más vegetación, desertificación, importante pérdida de hábitat, biodiversidad y suelo, dañando ecosistemas enteros y volviendo esa tierra improductiva, pérdida de grandes masas forestales y modificación del clima global, porque por supuesto todas estas consecuencias afectan de manera significativa y potencian el cambio climático, acelerando el calentamiento global.

Mares de plástico

Sí, como ya sabrás este es un tema tan manido como grave, los plásticos han tomado la Tierra.
La situación mundial es dramática, más aún teniendo en cuenta que la producción de plásticos global de plásticos se ha disparado en los últimos 50 años. Cada año, los mares y océanos son receptores de hasta 12 millones de toneladas de basura.

Las causas más comunes seguro que te suenan: el sobreconsumo de plásticos es la principal actualmente. Por ello evitar el plástico de un solo uso es una solución que cada vez están tomando más consumidores, lamentablemente queda mucho trabajo por hacer.

Pero no toda la responsabilidad debería recaer sobre el consumidor, ya que otro gran problema es la mala o ineficaz gestión de los residuos plásticos que hace que resulte insuficiente el hecho de reciclar. Según el informe de 2018 de ONU medio ambiente sólo el 14% de nuestra basura plástica se recolecta para el reciclaje, por lo que el 86% restante se almacena en vertederos o se queman o acaban vertidos en mares y otros espacios naturales. 

Además el hecho de que nuestras depuradoras no estén preparadas para discriminar las pequeñas partículas de plástico o microplástico (plásticos de tamaño entre 1 y 5 mm de diámetro), contribuye a que este material sea depositado directamente en mares y océanos. En muchos casos, no somos conscientes de que estos microplásticos están en las fibras con las que se fabrican nuestras prendas, y al lavarlas las partículas viajan hasta nuestros mares y océanos.

La isla más grande es la del Pacífico, que cuenta con un tamaño similar al de España, Francia y Alemania juntas. / AFP PHOTO / CAROLINE POWER PHOTOGRAPHY

Las desastrosas consecuencias que esto supone para nuestro Planeta llevamos años viéndolas, aquí en imágenes te mostramos las islas gigantes de plásticos. Actualmente existen 5 que se han formado allí donde confluyen las corrientes oceánicas. 

Además es otro de los problemas ambientales que contribuyen a la pérdida de la biodiversidad y la extinción de algunas especies. La ingesta de estos plásticos por los animales provoca laceraciones, heridas internas e incluso la muerte. Los organismos acuáticos también quedan atrapados en redes de pesca, desechos plásticos o sufren amputación de extremidades y esto es sólo la punta de iceberg. 

Si estas razones no te han convencido, te damos otra que te toca de lleno, el plástico supone una amenaza para la salud pública. No sólo por su consumo, durante la fabricación de algunos plásticos se utilizan compuestos peligrosos para la salud como el Bisfenol A, ftalatos, pinturas..etc., muchos de ellos cancerígenos, estos compuestos se liberan durante la degradación del plástico aumentando la contaminación.

Desaparición polinizadores

Los polinizadores, como las abejas, mariposas, pájaros, polillas, escarabajos e incluso los murciélagos, ayudan a que las plantas se reproduzcan.
¿Te imaginas un mundo sin variedad de cultivos? Pues este problema que parece lejano, está cada día más cerca.
Existe una preocupación creciente en el mundo por la pérdida de polinizadores, este fenómeno que supondría una amenaza para la conservación de la biodiversidad y la producción sostenible de alimentos a escala global. España no es ajena a esta problemática, pues se encontraría entre los países europeos más afectados por la desaparición de colmenas.

La principal causa de este creciente problema son los pesticidas, insecticidas y otros productos químicos. El uso de generalizado de insecticidas como los neonicotinoides son causa directa de la desaparición de colonias de abejas y otras especies. No todos estos productos causan la muerte directa a las poblaciones de insectos, sino que también afectan al sentido de la orientación y las funciones biológicas, provocando la desaparición de las colonias a corto y medio plazo.
Por supuesto no podemos olvidarnos del resto de causas, como el cambio climático, que desorienta a las abejas al tener los ciclos climáticos muy marcados, el incremento de parásitos uno interno (Acarapis Woodi) y otro externo (Varroa Destructor) y especies invasoras (como la avispa asiática).

Las consecuencias de la desaparición de los polinizadores de nuestro Planeta serían catastróficas. Entre otras cuestiones provocaría una importante pérdida de la biodiversidad y un desequilibrio en nuestro ecosistema. Además la producción agrícola sufriría una auténtica crisis alimentaria, ya que cerca de un 84% de los cultivos comerciales depende de la polinización que realizan.

La bicicleta ya no vale

Así que después de explicarte solo algunas de las principales causas por las que La bicicleta ya no vale, esperamos que seas consciente de que el esfuerzo que necesita el Planeta es mayor, y que la mayor parte de las causas que nos han llevado hasta este punto es la acción humana.
Todos podemos contribuir a que estas situaciones a las que nos enfrentamos no vayan a peor, nuestro consumo, nuestras opiniones y nuestros votos influyen en las acciones presentes y futuras de nuestro entorno.
Por supuesto, esto es solo una acercamiento a los temas que rodean la emergencia climática, pero si nos das un poco de tiempo, profundizaremos en ellos más adelante para que tengas toda la información al alcance de tu mano y decidas si quieres unirte al cambio con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *